Archivo | enero, 2013

Mamá primeriza embarazada!

31 Ene

Hola a todos!

Hace ya mucho tiempo que no le dedico tiempo a mi blog y vaya que lo extraño! Creo que esta vez lo amerita mucho porque quiero contarles que viene nuestro segundo bebé en camino!! Uf, qué ilusión, qué recuerdos de aquel primer embarazo, qué malestar! jajajaja. He perdido 5 kilos en 20 días de tanta náusea, me siento trapo y soy la más feliz porque tiene una hermosa razón de ser, la más hermosa!

Mi nena ha estado muy chipil, sabe perfecto lo que está pasando, incluso antes que yo! No quiere soltarme ni para ir al baño, me le desaparezco 2 segundos de su vista y bueno, pareciera que la están despellejando viva! Se que es normal y no me queda más que abrazarla y apapacharla para que el cambio que está por vivir en unos pocos meses no sea tan doloroso. El centro de atención se divide en 2! y pues no está acostumbrada.

Hay muchos planes en mi vida en este momento, sigo trabajando en la escuela, iniciaré mi consultorio de medicina general el mes que viene, estamos iniciando negocio familiar… y creciendo la familia! Este 2013 viene con todo!

Ustedes cómo están?

Gracias por leer.

Anuncios

Sueña nena mía, sueña y vuela!

16 Ene

Hace unos días, terminando de bañar a mi nena, me pidió ir a “casita de Omi” (de su abuela). Ya estaba lista para irse a dormir, era domingo y al día siguiente había escuela (para ella y para mí). Me hubiera encantado poderla llevar, ama estar con su Omi, jugar con ella, platicarle, brincar, bailar y que la apapache… pero no se podía, no en ese momento. Entonces sólo se me ocurrió decirle “Claro que si nenita, ahorita que te duermas, puedes ir en tus sueños a casita de Omi, puedes ver a tío Santi, estar con los cachorritos (5 hermosos golden de 6 semanas!), bailar y brincar, papá y mamá pueden estar contigo ahí si quieres. En tus sueños puedes lograr lo que tú quieras! Te puedes ir volando, puedes correr, puedes brincar o puedes bailar hasta llegar a casita de Omi” y me veía muy atenta, yo quiero creer que si me entendió. Quiero creer que puedo inculcarle a mi niña a soñar tan grande y tan alto como su imaginación, y que ésta crezca con cada sueño.

Estoy convencida que los sueños son el gran instrumento de superación y supervivencia, debemos enseñar a nuestros niños a soñar!!

Quiero dejarlos con una excelente aportación de Heidi Rangel:

Los niños y niñas con grandes sueños, son los visionarios del mañana

las niñas con sueños

Ciertamente, que el día a día puede ser agotador y que, por más que nos propongamos estimular a nuestros hijos para desarrollar sus capacidades y talentos, nos rebasan las actividades cotidianas.

Hace poco, leí que Steven Spielberg tuvo una mamá que le permitía rallar las paredes de su casa para que él pudiera “expresar” y desarrollar su creatividad!

Desde luego que, la mayoría de nosotras no estaríamos dispuestas a ofrecer nuestras paredes o nuestras cocinas, para ver si nuestros hijos e hijas acaban convirtiéndose en genios del arte o de la ciencia.

Pero hay cosas que sí podemos hacer, podemos destinar un espacio aunque sea pequeño para que jueguen con plastilina en una tablita, para que armen Legos, para que pinten con crayolas, peguen estampas, que tengan un pizarrón en donde puedan rallar y borrar con gises, que conozcan diferentes texturas y materiales y sobre todo, permitirles que tengan grandes sueños….

Dejarlos y estimularlos para que su imaginación vuele y creen mundos.

Vigilemos nuestros propios miedos.  Cuando tememos que si son demasiado soñadores, serán poco aterrizados en la realidad, es nuestro miedo quien habla.

Quien visualiza con la emoción con la que lo hacen los niños, está creando.

Dejemos que ellos lo hagan.

Celebremos sus logros por pequeños que sean.  Cuando los celebramos, los hacemos sentir importantes y queridos.

Pero por sobre todo, digámosles continuamente que son: hermosos, buenos e inteligentes.  Te imaginas TU, mamá o papá, cómo serías y cómo te sentirías si a ti te hubieran educado así? No tendrías límites autoimpuestos y te sentirías seguro(a) y confiado(a) a más no poder.  Con una certeza interior, de que no hay nada que no puedas realizar!

Construir la autoestima de nuestros niños es quizás una de las obras más importantes que realizaremos en nuestra vida.  Formar a una persona, no es un hecho menor.  Tiene un gran sentido.

mesa pizarrón

 

Heidi Rangel en: www.heidirangelk.com

www.facebook.com/psicoterapia.breve.online

twitter @heidirangelk

El punto de vista de la abuela con respecto a la displasia

10 Ene

Les quiero compartir un escrito que hizo mi mamá al leer varios de los comentarios que han puesto ustedes en éste blog y en la página del facebook. Me parece muy importante que le den una leída y opinen porque está escrito desde la perspectiva de otro miembro de la familia, no sólo es verlo desde el punto de vista de los padres.

Estoy muy feliz de que ya hay tantos y tantos comentarios respecto a las familias que han contado su experiencia de éxito!! Los invito a leer los comentarios de los artículos, son realmente enriquecedores!

Hola, yo soy Heidi, la abuela de Regina

A todas las mamás que comparten con mi hija Karina, la misma condición, una niña o niño con displasia de cadera, les puedo compartir mi experiencia y lo que yo viví y vi desde afuera y que considero que les puede servir a todas y todos ustedes:

1.- Los papás fueron sumamente disciplinados y rigurosos en el uso del arnés

2.- El rebozo (Koalín) que utilizó la mamá, reforzó los resultados

3.- En todo momento mantuvieron la serenidad (durante todos los meses del tratamiento)

4.- Aunque Karina es médico, siempre se apoyaron con el especialista

5.- Toda la familia colaboró para respetar el proceso

6.- Quienes estuvimos más cercanos a Regina, aprendimos a cambiar el arnés, pero nunca lo hicimos a menos que fuera estrictamente necesario

7.- Siempre hablamos con toda naturalidad del asunto, entre nosotros y con las demás personas

8.- No nos dejamos llevar por los comentarios negativos o dudosos de personas que tenían sus reservas acerca de la efectividad del método

9.- Nunca tuvimos “lástima” de Regina

10.- No entramos en pánico cuando tuvimos la noticia inicial por parte del pediatra

11.- La condición de Regina, no impidió ejercer la labor educativa como con cualquier niño normal, es decir, se le pusieron límites, cuando había que ponerlos y cuando era NO, era NO.

Hoy Regina es una niña que corre, juega, sube, baja…. no tiene ninguna secuela ni física ni psicológica, es una niña feliz y segura de sí misma.

Niña sana

Espero que esto les sirva a abuelos y padres y, que como en todo, la manera en como tratemos la situación, repercutirá de manera importante en la autoestima del niño o niña.

Heidi Rangel en:

www.heidirangelk.com

psicoterapia breve

twitter @heidirangelk

mejora tu negocio, en tiempo récord… sin excepción

A %d blogueros les gusta esto: