Tag Archives: papá

Te felicito por dejar a tu marido ser papá

15 Dic

Ser papá

Hace unos días salimos a comer, mi marido, los 2 niños y yo.
Me declaro culpable de que salimos a la hora de la siesta del pequeño, hay veces que el día se va tan rápido que no alcanzo a darme cuenta si ya pasó o no la hora de su siesta, si voy a alcanzar a regresar a casa para que descanse como se merece. Estoy segura que no soy la única mamá en esta circunstancia, con el estilo de vida tan movido que tenemos hoy en día, es difícil ser “payaso de varias pistas” (como dice mi mamá).

Entonces, bueno, estábamos por ordenar la comida y mi niño se puso loco. Sí, así como si lo estuviéramos metiendo en aceite hirviendo. ¿Sabes de lo que estoy hablando? Bueno, claro que me paré, agarré a mi niño y intenté calmarlo, pero no pude. En eso se paró mi marido, agarró a mi hijo en brazos y se salió del restaurante. Poco menos de 2 minutos después entraron de nuevo al restaurante, ya con mi hijo calmado. Lo dejó en mis brazos y poco tiempo después ya estaba dormido. Se levanta mi marido de la mesa y se acerca una señora de otra mesa, a la cual yo jamás había visto y me dice “te felicito porque permitiste que tu marido hiciera su trabajo de papá, yo no lo permití en su momento y ahora estoy pagando las consecuencias”.

Honestamente me sacó de onda el comentario. Como cualquier elogio, se sintió bonito, pero poco tiempo después me puse a darle vueltas en la mente. Les comparto que a mi me ha costado trabajo “soltar” el control, entender que a veces hay discrepancia entre mi marido y yo en cómo queremos educar. Tenemos muy claros los puntos importantes: SIN violencia, hacerles saber a nuestros hijos cuánto los amamos (SIEMPRE), respeto y cariño, etc… pero a veces yo soy más “barco” o a veces soy más dura, es dependiendo de cómo estoy en ese momento, qué hizo mi hij@, etc. Pero el asunto es que no siempre me ha sido fácil jugar el papel de mamá y dejar de tratar de controlarlo todo. Sin embargo, he aprendido (o al menos eso creo) que si tengo la suerte de que mi marido quiere jugar el papel que le corresponde, de ser papá, debo dejarlo ser.

Tengo 4 años de experiencia trabajando en un colegio donde hay niños desde 2 años y algunos meses, hasta 19 años de edad. Esto me ha dado muchas herramientas, he conocido muchos casos, muchos niños/adolescentes, que me han dejado aprendizajes para yo poder ser mejor o al menos saber hacia dónde caminar. Y aquí les puedo compartir que los hijos necesitan límites!! Si, lo hemos leído muchas veces, y a veces nos cuesta mucho trabajo, pero es verdad. Un hijo al que le ponemos límites será un adulto más libre. Suena raro pero sí lo es. Se nota quienes son los hijos de papás que están presentes, que ponen límites. Son personas más seguras de sí mismas, del amor de sus padres, de la capacidad que tienen de crear cosas, de lograr sus sueños.

Por todo esto, me gustó saber que estoy dejando a mi marido ser papá y yo estoy siendo mamá. Mis hijos tienen límites, amorosos, y considero que les estamos ayudando a tejer sus alas.

Gracias por leer, me encantaría conocer tus experiencias!!

El papel del papá en el parto

18 Dic

Llevo más de 3 años en esto de la maternidad, de la preparación al parto, de los blogs de crianza, apego, lactancia, parto… y generalmente siempre se habla del rol de la madre, de la fuerza femenina, de la violencia obstétrica, etc. Pero en realidad pocas veces he leído del importantísimo papel del papá y por esto quiero dar mi punto de vista.

Cuando entré a mi carrera – no se si ya les había comentado esto – yo quería ser ginecóloga, era mi sueño! Tuve eso en mente hasta que me tocó ser quien recibiera al bebé. Fui pasante en una clínica del seguro (IMSS), estaba yo en 6to semestre (si mal no recuerdo) y estuve un mes de “preguardias” en un hospital donde me “enseñaron” en práctica a recibir bebés. Es la típica escena que uno ve hasta en películas, la mujer acostada, en silla ginecológica, la luz muy fuerte, el anestesiólogo, ginecólogo, pediatra, enfermera (o en defecto de todo ello, los internos y pasantes en caso de hospitales de gobierno), pero más importante: la mamá sola!! Y bueno, qué decir que cuando nace el bebé, se lo lleva el pediatra, le hacen todo lo que le “tienen” que hacer, se lo enseñan a la mamá y lo dejan en cunero, solito.

¿Qué hizo esto en mi vida? Me quitó todas las ganas de ser ginecóloga. Algo se rompió en mi, no supe qué, hasta después, ya que me tocó ser la mamá entendí que el quitarle a una mamá a su bebé es algo que no va conmigo, y ver a una mamá sola parir a un bebé (entiéndase sola= sin su pareja) tampoco!

Me parece importante destacar aquí que el papel del papá debe ser de pilar, de estar, de apoyo incondicional, entregado, compañero y amor para su pareja cuando éstos, a su vez, están recibiendo a su bebé, JUNTOS ya que juntos lo procrearon, juntos deben recibirlo. El papá otorga fuerza, paz, compañía a la madre. Le da confianza a ella y a él le regala lo más preciado: admiración por su pareja de su capacidad de dar vida. Nunca volverá a ver a esa mujer igual. Habrá una admiración por ella que es única. Que yo considero que se ha perdido y debe fortalecerse. Si un hombre no ve a su mujer parir, se pierde de esa admiración por ella que el día de mañana les dará fuerza para lo que les traerá la vida, para mantenerse juntos, criar a sus hijos y amarse más, por ellos, por su familia, por su pareja, por su unidad.

Papá en el parto

Papá en el parto

En la sociedad que vivimos, machista, falta que el hombre valore a la mujer. Creo que si todos los hombres vieran a sus bebés nacer y reconocieran la valentía de su mujer al parir (sin importar si es parto o cesárea), serían muy diferentes las relaciones de pareja, habría más amor entre ellos. Al parir estando tu pareja contigo se crea una complicidad que no se puede romper tan fácil.

Como ya les comenté, la semana pasada mi hermana se convirtió en mamá. Deberían de ver a su marido después del parto, la ve diferente, con admiración y con respeto que sólo esa experiencia le podría haber dado. No quiero decir que no la admirara ni amara antes, pero maduró, esa mirada es diferente, hay más complicidad, entrega y respeto mutuo.

¡Para mamá es necesario tener a ese pilar suyo en la vida, para papá es necesario verse nacer padre, convertirse en padre de esa criatura, verla a ella convertirse en mamá y saberse parte de ese proceso de convertirse en familia! (sin importar si es el primero, segundo, tercer bebé)

Papás: no se pierdan esa experiencia.

Mamás: déjense acompañar.

¿Qué opinan?

Gracias por leer

El rol de papá en la lactancia materna

3 Sep

Me parece muy importante mencionar algo que generalmente no se platica y es tan básico y elemental como el rol de mamá: cuál es el rol de papá en la lactancia materna?

En las épocas de las cavernas, los hombres salían de las cuevas a cazar y proporcionar el alimento para el clan y las mujeres se quedaban para alimentar y proteger a los niños. Yo se, ya no salen de cacería, pero si siguen saliendo a trabajar para proporcionar sustento a la familia (no todos, y ahora también la mujer sale para lo mismo…) pero el punto aquí es que si papá no apoya, la relación mamá-bebé no se puede fortalecer tanto ya que ella misma es la que tiene que jugar el rol paterno.

Si papá apoya la decisión de mamá, es mucho más fácil que ésta se sienta libre y segura de amar a su bebé, amamantarlo a libre demanda (cada vez que el bebé quiera) y por el tiempo que ambos decidan, siendo mamá quien dicte mayormente los tiempos dependiendo de sus posibilidades y ganas.

Si papá se opone a la lactancia, lo más probable es que a la mujer “no le salga leche”, o al bebé “le caiga mal la leche” o cualquier otra cosa que se interponga en este vínculo que se debería crear, pero que no está siendo facilitado.

Yo se que no es fácil que mamá esté todo el tiempo con el bebé, cubriendo absolutamente todas sus necesidades básicas antes que las de cualquier otro miembro de la familia, que primero alimente al bebé antes de preparar la comida, que lo duerma antes de siquiera pensar en hacer algo más. Y es mucho más difícil si papá se siente “alejado” o “desplazado” por el bebé. Por esto mismo considero que es importante hacer saber al hombre que es parte esencial de la ecuación que se está llevando a cabo bajo su techo, en su familia.

Tanto el papá como la mamá son básicos y elementales en esta parte cuando el bebé cuenta con una familia con ambos integrantes. No se debe dejar fuera al papá, se le ha de integrar haciendo del momento de amamantar lo más incluyente que se pueda para el papá. Invitarlo a que disfrute de aquellas hermosas miradas de complicidad que tienen los bebés para con su mamá en el momento de estar amamantando, propiciar que el bebé acaricie también a papá mientras come… tantos momentos hermosos que se viven, que son experiencias que marcan el corazón y que por más que uno extienda la lactancia no durarán más de un 2% o 3% de nuestra vida!!

Mamá: agradece a tu cuerpo por la capacidad que tiene de dar vida y continuarla…. y agradece a tu pareja la capacidad de entender tus momentos para llevar a cabo esta hermosísima tarea de crear y continuar vida a su lado, con su ayuda!

Gracias por leer!

A %d blogueros les gusta esto: