Tag Archives: agradecimiento

Polvo de hadas para volar

29 May

Estoy consciente de que como papás debemos de fomentar la imaginación de nuestros hijos, les dura poco tiempo y es un regalo maravilloso de los niños.
La semana pasada se le cayó su 6to diente a mi enana, y la hadita de los dientes le trajo su billete. Despertó 2 días después diciendo que había soñado que volaba. Yo en mis ganas de impulsarla a que sepa que puede lograr lo que quiere, le dije que debería de inventar algo con lo que pueda volar, que tal vez de más grande lo pueda hacer. Me contestó que no, que lo quería ahorita y que si por favor yo le enseñaba… hasta aquí todo normal… pero en eso me dije “no le cortes su imaginación” y le dije que necesitaba muchas ganas y polvo de hadas. Inmediatamente me contestó que lo fuéramos a comprar, pero pues obvio le dije que ese no lo vendían. Puso cara triste y me dijo: -“entonces cómo le vamos a hacer mamá?”
-“A lo mejor podemos lograr que nos traigan ellas amor” – le contesté.

Se me ocurrió decirle que les escribiera una cartita (está aprendiendo a escribir) y les puso “haditas lindas, por favor me pueden dejar polvo de hadas para volar. Gracias” (el gracias lo escribí yo) y le quedó así:
WhatsApp Image 2017-05-29 at 11.43.06 AM (1)
La amé! Después se nos ocurrió que plantaríamos esa nota en una maceta con semillas de alguna flor y que tal vez, el polen de esas flores serán “polvo de hadas para volar”… eso en mi ocurrencia de que se le olvide el tema de aquí a que salgan las flores!

Ya les contaré qué pasó. Por lo pronto, a disfrutar de la inocencia y la imaginación de los niños! Son lo máximo.

Anuncios

Te felicito por dejar a tu marido ser papá

15 Dic

Ser papá

Hace unos días salimos a comer, mi marido, los 2 niños y yo.
Me declaro culpable de que salimos a la hora de la siesta del pequeño, hay veces que el día se va tan rápido que no alcanzo a darme cuenta si ya pasó o no la hora de su siesta, si voy a alcanzar a regresar a casa para que descanse como se merece. Estoy segura que no soy la única mamá en esta circunstancia, con el estilo de vida tan movido que tenemos hoy en día, es difícil ser “payaso de varias pistas” (como dice mi mamá).

Entonces, bueno, estábamos por ordenar la comida y mi niño se puso loco. Sí, así como si lo estuviéramos metiendo en aceite hirviendo. ¿Sabes de lo que estoy hablando? Bueno, claro que me paré, agarré a mi niño y intenté calmarlo, pero no pude. En eso se paró mi marido, agarró a mi hijo en brazos y se salió del restaurante. Poco menos de 2 minutos después entraron de nuevo al restaurante, ya con mi hijo calmado. Lo dejó en mis brazos y poco tiempo después ya estaba dormido. Se levanta mi marido de la mesa y se acerca una señora de otra mesa, a la cual yo jamás había visto y me dice “te felicito porque permitiste que tu marido hiciera su trabajo de papá, yo no lo permití en su momento y ahora estoy pagando las consecuencias”.

Honestamente me sacó de onda el comentario. Como cualquier elogio, se sintió bonito, pero poco tiempo después me puse a darle vueltas en la mente. Les comparto que a mi me ha costado trabajo “soltar” el control, entender que a veces hay discrepancia entre mi marido y yo en cómo queremos educar. Tenemos muy claros los puntos importantes: SIN violencia, hacerles saber a nuestros hijos cuánto los amamos (SIEMPRE), respeto y cariño, etc… pero a veces yo soy más “barco” o a veces soy más dura, es dependiendo de cómo estoy en ese momento, qué hizo mi hij@, etc. Pero el asunto es que no siempre me ha sido fácil jugar el papel de mamá y dejar de tratar de controlarlo todo. Sin embargo, he aprendido (o al menos eso creo) que si tengo la suerte de que mi marido quiere jugar el papel que le corresponde, de ser papá, debo dejarlo ser.

Tengo 4 años de experiencia trabajando en un colegio donde hay niños desde 2 años y algunos meses, hasta 19 años de edad. Esto me ha dado muchas herramientas, he conocido muchos casos, muchos niños/adolescentes, que me han dejado aprendizajes para yo poder ser mejor o al menos saber hacia dónde caminar. Y aquí les puedo compartir que los hijos necesitan límites!! Si, lo hemos leído muchas veces, y a veces nos cuesta mucho trabajo, pero es verdad. Un hijo al que le ponemos límites será un adulto más libre. Suena raro pero sí lo es. Se nota quienes son los hijos de papás que están presentes, que ponen límites. Son personas más seguras de sí mismas, del amor de sus padres, de la capacidad que tienen de crear cosas, de lograr sus sueños.

Por todo esto, me gustó saber que estoy dejando a mi marido ser papá y yo estoy siendo mamá. Mis hijos tienen límites, amorosos, y considero que les estamos ayudando a tejer sus alas.

Gracias por leer, me encantaría conocer tus experiencias!!

A %d blogueros les gusta esto: